Monda & Lironda

REVISTA AZUAYA ESPECIALIZADA EN CRÍTICA CULTURAL Y ESCRITURA CREATIVA

NÚMERO 19

JUNIO 2024 | CUENCA, ECUADOR

Infancias: reconciliarse con el monstruo bajo la cama

Cuando miramos hacia atrás es inevitable preguntarse cuándo terminó la infancia, en qué momento dejamos de jugar, en qué instante nos convertimos en estas personas ocupadas, cómo adquirimos deudas con los bancos, con la vida… Tal vez la primera lección de la niñez es que el tiempo no se detiene. Por eso, en este número —el décimo segundo de Monda & Lironda— quisimos parar y mirar el camino recorrido para enfrentarnos, por un lado, con la nostalgia de ese periodo idílico de despreocupación, libertad, juegos e infinitas posibilidades, y, por otro, para asomarnos debajo de nuestra cama y mirar de cerca a ese monstruo que aún habita en la oscuridad de nuestro corazón y en las heridas que adquirimos a fuerza de tropezarnos con la vida. 

En la sección Academia Disidente, Camila Peña explora la relación que existe entre la escritura y la capacidad infantil de contemplar con asombro. Por otro lado, en Crítica Cultural, Juan Pablo Rueda cuestiona los esfuerzos de las grandes productoras de cine, como Disney, por ofrecer una representación cultural edulcorada que no examina verdaderamente las historias de la otredad. Por su parte, en la sección Literatura, Isis Córdova nos ofrece un cuento corto en el que las voces infantiles tiñen de luz lo cotidiano, mientras María Tapia recuerda su niñez en el campo azuayo y resignifica los raspones que, como muchos de nosotros, adquirió de pequeña. En Plataformas Digitales, Verónica Andrade se presenta desde el humor como una niña grande que reseña Super Mario Bros.: La película, al tiempo que Erika Torres habla de cómo se acurruca con su hija para ver canales en YouTube.

Desde luego, esta edición sobre las infancias no lo sería realmente si los niños y niñas no hablaran, por eso, para la entrevista del mes conversamos con Julián Martínez Rodríguez, un escritor de nueve años que publicó su primer libro Amistad canina: una historia guaustupenda. Asimismo, para nuestra sección Infancias cambiamos los roles, por eso le pedimos a Rosalía Muñoz Moreno que le escribiera a su hija Luciana en el día de su cumpleaños número doce.

Mirar atrás puede motivarnos a creer que todo tiempo pasado fue mejor, pero no olvidemos que, a pesar de todo y como dice Verónica, aún nos queda cumplir la promesa que nos hicimos cuando pequeños: ser felices o morir en el intento. ¡Pasen a leer!

Monda & Lironda de la CCE Azuay

Ilustración de Las catalalalas resplandecen… por Vane Cabrera e intervenida por Juan Contreras.

CRÍTICA CULTURAL

Cuando Donald Glover le preguntó a Marvel por qué Spider-Man no podía ser negro, el equipo creativo se sentó a crear un nuevo Spider-Man. Así nació Miles Morales, un personaje latino y afro que tiene su propia historia, que representa a los hijos de migrantes y a la población negra en Estados Unidos.

ENTREVISTA

Lo que me inspiró fue, principalmente, mi perrita Roma que es la perra protagonista del libro. También en el libro hay un personaje que se llama Lucas y está inspirado en mí. Lo que quiero hacer con este libro, es promover la adopción responsable. No se debe adoptar solo por adoptar, porque un perrito no es un adorno.

ACADEMIA DISIDENTE

Me gusta pensar que cuando nací podía sentir mis latidos. No solo eso, sino que también escuchaba el corazón de la tierra. Era sencillo, las conexiones con el mundo salían de los bordes de mi cuerpo. Después me pasó la humanidad y, entre el descubrimiento del dolor y una memoria en funcionamiento, mi niña se adormeció

LITERATURA

El canto deriva en baile. Los niños se mueven como pueden, más al ritmo de sus propios cuerpos que al de la música. El gato también se ha unido a la danza familiar. Darío saca muchas catalalalas de sus bolsillos y las lanza con fuerza por todo el salón. Está feliz.

LITERATURA

Yo nací en el campo, donde todo se asume como natural: nace un ser humano, al igual que un ave o una planta. No hay la costumbre de esperar al bebé, al nuevo integrante de la familia, ¡no!, eso estaría hasta mal visto. Cuando yo fui oruga, mi madre y mi abuela sabían que nacería

Nacida en la otra orilla
por: María Tapia Piña

PLATAFORMAS DIGITALES

En el 2014 llegó Amanda, mi hija, con quien pude dejar de lado la frase: «los niños de ahora solo pasan en YouTube» —obviamente, ¡bendito sea cualquier creador!, porque no condenaré a mi hija a ver programación nacional—.

PLATAFORMAS DIGITALES

Somos la audiencia que, así como Mario salva a su hermano Luigi, quisiera salvar a su niño o niña interior y prometerle que siempre hay un final feliz, que en el futuro no hay miedo, que el monstruo se hace chiquito y lo puedes meter en un frasquito, que no va a ver a su gran amor tener un hijo con otra persona, que la vida laboral es maravillosa e interesante.

INFANCIAS

Quiero decirte que el mundo es tan grande y tienes mucho por conocer. Viaja mucho, Lucy, estudia y sé la mejor médica. La vida es muy compleja, cuando tengas días grises, solo recuerda que cada día tiene su propio afán.

Scroll al inicio